Las empresas a menudo tienen que desarrollar nuevas estrategias para captar y fidelizar clientes, pero lo cierto es que cada vez llegar a ellos es mucho más complicado y se necesita un acercamiento más personal.

Ahí es cuando se debe implementar el uso de regalos personalizados. Esta estrategia es muy eficiente, halagando a los clientes más fieles y causándoles buena impresión de la marca, pero especialmente, es una estrategia muy útil para captar la atención de potenciales clientes.

¿Quieres saber cómo funciona? Continúa leyendo porque en este artículo te enseñamos más detalles importantes de los regalos publicitarios como estrategia de comunicación.

Regalos publicitarios: ¿Qué son?

Los regalos publicitarios son una estrategia de comunicación y marketing que consisten en personalizar obsequios para los clientes en busca de causar la mejor impresión posible de la marca.

El regalo debe representar la esencia de la marca para poder transmitir un mensaje positivo de ella.

¿En qué momento se debe hacer uso de los regalos publicitarios?

El término Branding se utiliza dentro del marketing para referirse a todas las estrategias realizadas para la construcción de una marca y todos los aspectos relacionados con ellos.

En este sentido, la imagen proyectada del nombre de la marca, el logo, los servicios y todo lo que tenga que ver con la proyección comunicativa de tu empresa, también es branding.

Gracias a las acciones de branding el cliente puede reconocer fácilmente tu marca causando un impacto importante en tu audiencia. A partir de ahí, conseguimos posicionar la marca e implementar el uso de los regalos personalizados.

Pero cuidado, si el branding no está bien desarrollado el efecto que se puede conseguir es el contrario. Es decir, crear una mala imagen de tu empresa, lo cual puede tener unas consecuencias nefastas.

¿Para qué se usan los artículos publicitarios?

Esta clase de campañas promocionales impactan directamente a la emoción de la audiencia.

Se implementan con la idea de llegar de manera más cercana al cliente a través de un vínculo entre la empresa y el usuario. Al ser obsequios, el cliente no lo percibe como una estrategia publicitaria, y evoca un sentimiento de agradecimiento de su parte.

Lo que logramos sacando provecho de esto es que el cliente nos recuerde y el resto - potenciales clientes-, logre identificarnos por algo positivo.

Los regalos son nuestra manera de promocionar un producto o a la misma marca ya creada, por ello se deben usar como un mensaje. Asimismo, hay que tener claro el tipo de mensaje que se quiere transmitir. Si queremos capturar una imagen generalizada o si queremos darles promoción a los últimos ítems, necesitamos entender qué sentimiento queremos despertar en el cliente con nuestro obsequio y representar de manera correcta aquellas políticas que personifican nuestra marca y lo que vendemos.

Cosas a tener en cuentaal elegir un regalo publicitario

Al elegir un regalo se deben cuidar ciertos aspectos importantes.

La calidad del artículo obsequiado debe ser de lo mejor. La inversión no valdrá la pena si se obsequia con un regalo de pésima calidad que pueda dañarse rápidamente o romperse.En este caso, el mensaje que llegaría al cliente sería que vendemos productos de poca duración y que no merece la pena invertir en ellos.

Al personalizar los regalos se debe ser minucioso para causar una buena impresión, agrado y no sentimientos contrarios que no nos ayudarán a ver buenos resultados.