Proceso de fabricación de bolígrafos para regalo promocional

Prácticamente cualquier empresa que hace publicidad, lo primero que ha encargado sea un bolígrafo publicitario.

Y decimos seguramente por la elección se debe a dos cosas fundamentales:

1.- El precio.

2.- La utilidad.

Dos poderosas razones que convierten a los bolígrafos en el regalo promocional perfecto.

En la entrada de hoy, te vamos a explicar cómo es nuestro proceso de fabricación de bolígrafos que van a ser destinados al regalo promocional.

STYB, especialistas en fabricación de bolígrafos.

Antes de adentrarnos de lleno en el proceso de fabricación, vamos a hacer un pequeño repaso por nuestra historia. Una historia de más 70 años que nos han hecho convertirnos en referentes en la fabricación de instrumentos de escritura.

Nuestra empresa, de carácter familiar, nació con un capital social de 9.000 pesetas. Poco a poco, fuimos introduciendo mejoras y en la actualidad SYTB  vende más de cien millones de bolígrafos en todo el mundo ¡Ahí es nada!

Además de saber hacer bien los bolígrafos, otro de nuestros puntos fuertes es la exportación de estos. Empezamos a exportar en 1984 cuando empezamos a comercializar bolígrafos que fabricábamos con tecnología propia. A día de hoy exportamos a más de un centenar de países.

La sede de STYB se localizada en el Polígono Industrial de Campollano, en la provincia de Albacete. Una nave de 15.000 metros cuadrados alberga maquinaria y el personal necesario para la fabricación de bolígrafos para regalo promocional y otras aplicaciones.

Además de en Albacete, contamos con una fábrica en China desde la que producimos muchos de nuestros modelos a precios realmente competitivos que suministramos a los diferentes mercados.

Fabricación de bolígrafos para regalo promocional

Realmente, el proceso de fabricación de bolígrafos para regalo promocional es el mismo que para cualquier otro uso que le vayamos a dar. Lo que les diferencia es el tipo de estampación que le vayamos a dar y su objetivo. Es decir, el objetivo del regalo promocional es hacer publicidad y crear imagen de marca, por lo que si quieres que surta efecto el artículo publicitario debes, como mínimo, poner un logo y tus datos de contacto. Pero este ya es otro tema. 

A lo que íbamos, el proceso de fabricación. 

Quizá desde fuera pueda parecer que la fabricación de bolígrafos para regalo promocional es algo sencillo. Pero la realidad es que es algo complejo. 

Lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de bolígrafo que se quiere producir, para lo que hay que tener en cuenta tres elementos fundamentales: la materia prima, la maquinaria y los moldes. 

Hasta 5 plásticos diferentes se utilizan en STYB para la fabricación de instrumentos de escritura: AVS, polipropileno, policarbonato, poliestileno y poliamida. Estos plásticos en forma de grano serán mezclados con otros que serán los que le confieran el color que se quiere conseguir. Una vez fundidos todos los granos, pasamos a la sala de inyección. Aquí es donde ponemos en diferentes moldes la mezcla resultante del paso anterior. 

Cada máquina inyecta sobre el molde el plástico a una temperatura de 120 grados. Es aquí donde se hace también el recorte de colada, o lo que es lo mismo, donde se deja preparada la pieza que queríamos construir: una carcasa, un capuchón, una pieza para sacar la punta...

Las piezas terminadas pasan a la línea de ensamblaje donde se montan. Los bolígrafos más sencillos (y por tanto más económicos en el mercado) suelen tener en torno a cuatro piezas. y los más complejos (y más caros), unas ocho piezas. 

La tinta se coloca en el bolígrafo en este proceso de ensamblaje. Una vez hecho esto,  el bolígrafo tiene que estar unos 90 segundos dando vueltas para que la tinta pueda salir fácilmente cuando queramos escribir. 

En este minuto y medio, la punta del bolígrafo, pasa de estar blanca a tener color al final del minuto y medio. 

Terminados todos estos pasos ya tenemos el bolígrafo listo para distribuir entre mayoristas del sector.