Si estás leyendo este artículo quizás seas uno de nuestros clientes, o quizás esté buscando información sobre el fabricante de bolígrafos referente en nuestro país.

Sea como fuere, queremos aprovechar la entrada de hoy para echar la vista al pasado y mostrarte un poco mejor quiénes somos y cómo hemos llegado hasta aquí.

Con una planta de producción en Albacete, una fábrica propia en China y con una actividad exportadora en 80 países, podemos decir, sin temor a equivocarnos que STYB es una empresa referente en el sector, no solo en España, sino también a nivel internacional.

STYB: Así comenzó todo

STYB es una empresa con tradición. Fue fundada en 1948 por Juan Sánchez, abuelo de José Carlos y Eduardo Sánchez Multiterno, actuales presidentes de la compañía, y desde entonces no ha dejado de crecer e innovar.

En sus orígenes, la actividad de STYB se centró en la fabricación y reparación de plumas estilográficas. Pero pronto, allá por los años 50, dio el salto a la fabricación de bolígrafos, un producto muy novedoso por aquél entonces.  

Pero, sin duda, el gran hito para STYB vino de la mano del hijo del fundador, Eduardo Sánchez, quien implantó la tecnología de inyección de plásticos en la fabricación de bolígrafos y, además, se introdujo en sector del regalo promocional.

Y de esta forma fue como STYB pasó de unos inicios modestos a tener su propia fábrica en Albacete.

Más adelante, en los años 80, tuvo lugar el otro gran punto de inflexión de la compañía: el comienzo de su expansión internacional. Es entonces cuando se decidió rebautizar la empresa, que hasta ahora se llamba Jabalina Industrial, y se le puso el actual nombre STYB, acrónimo de eSTilográficas Y Bolígrafos.

En la década de los 90 ocurrió otro hecho importante para la compañía. Tuvo que ver con el desarrollo de la tecnología de escritura de tinta líquida, convirtiéndonos en el único fabricante europeo que, hasta hace relativamente poco, había conseguido producir instrumentos de escritura con esta tecnología.

Contamos con nuestro propio proceso de producción integrada, es decir que tanto las máquinas, como la tecnología que se utiliza en la fabricación de los bolígrafos son propiedad de STYB.

Anualmente vendemos 100 millones de unidades de bolígrafos. La mitad son boligrafos convencionales y la otra mitad son roller o subrayadores de tinta líquida. Gracias a estos últimos pudimos abrir otra vía de negocio como el bolígrafo promocional que vendemos a mayoristas y centros comerciales.

En 2004 comenzamos a hacer operaciones en China creando una filial propiedad 100% de la matriz española desde la que producimos nuestros modelos a precios muy competitivos para suministrar a los mercados internacionales.

Actualmente, a nuestra actividad de fabricante de instrumentos de escritura sumamos la de importación, comercialización y distribución de productos promocionales, dando respuesta a las demandas de nuestros clientes de este sector, aprovechando las sinergias derivadas de nuestra presencia en este mercado y nuestro conocimiento de los mercados de origen de los productos.

En la actualidad nuestros productos se venden en países de los 5 continentes.